This website uses cookies. Some are necessary to help our website work properly and can't be switched off, and some are optional but can optimise your browsing experience. To manage your cookie choices, click on Open settings.
Alemania: Brillantes mascarillas metálicas aumentan el estilo y la protección contra el covid-1905:10

Alemania: Brillantes mascarillas metálicas aumentan el estilo y la protección contra el covid-19

Alemania, Landschut
4 febrero, 2022 a las 18:09 GMT +00:00 · Publicado

En medio de la pandemia de covid-19, no ha sido fácil destacar entre un mar de mascarillas quirúrgicas blancas y azules. Por suerte, el equipo del fabricante alemán SWS Medicare, está ayudando a llamar la atención -pero también a aumentar la protección contra el virus- produciendo en masa mascarillas recubiertas de bronce, plata y oro.

Impulsadas por su línea de producción, las llamativas mascarillas fueron exhibidas por centenares en la fábrica de SWS en Niederbayern, cerca de la ciudad alemana de Landshut, este jueves.

Aunque la empresa lleva dos años produciendo cubiertas reglamentarias de PFC, sus mascarillas metálicas ionizadas son relativamente nuevas, explica uno de los tres cofundadores de la empresa, Volkan Akoglu.

Akolgu afirma que él y sus colegas siempre habían querido fabricar una mascarilla antibacteriana en la que las partículas de virus se destruyeran prácticamente al tocar la superficie. Eso es lo que llevó al equipo a intentar hacer mascarillas con un recubrimiento metálico ionizado.

"Empezamos a experimentar con mascarillas recubiertas de bronce, plata y oro", dice Akolgu: "Las enviamos a probar y descubrimos que los metales realmente matan los virus y las bacterias en la superficie".

Ahora la empresa se está haciendo con un nicho de seguidores y vende sus mascarillas de oro a 24,99 euros cada una. El principal grupo destinatario de las brillantes cubiertas faciales son los clientes que tienen que llevar mascarillas con más frecuencia que la mayoría, pero también han despertado el interés de clientes privados que buscan algo especial y están dispuestos a pagar el precio.

"De momento vendemos mucho en Alemania", dice Akolgu, "pero también en el extranjero, en países como Dubai o algo así, porque la mascarilla de oro está muy solicitada allí".

Sin embargo, aunque las cubiertas faciales pueden usarse durante más tiempo que las normales de PFC, añade que la gente no debería intentar lavarlas, ya que podría dañar el revestimiento antibacteriano de la superficie.

Alemania: Brillantes mascarillas metálicas aumentan el estilo y la protección contra el covid-1905:10
Lo más popularView all videos
Vídeos más descargados en las últimas 24 horas
Descripción

En medio de la pandemia de covid-19, no ha sido fácil destacar entre un mar de mascarillas quirúrgicas blancas y azules. Por suerte, el equipo del fabricante alemán SWS Medicare, está ayudando a llamar la atención -pero también a aumentar la protección contra el virus- produciendo en masa mascarillas recubiertas de bronce, plata y oro.

Impulsadas por su línea de producción, las llamativas mascarillas fueron exhibidas por centenares en la fábrica de SWS en Niederbayern, cerca de la ciudad alemana de Landshut, este jueves.

Aunque la empresa lleva dos años produciendo cubiertas reglamentarias de PFC, sus mascarillas metálicas ionizadas son relativamente nuevas, explica uno de los tres cofundadores de la empresa, Volkan Akoglu.

Akolgu afirma que él y sus colegas siempre habían querido fabricar una mascarilla antibacteriana en la que las partículas de virus se destruyeran prácticamente al tocar la superficie. Eso es lo que llevó al equipo a intentar hacer mascarillas con un recubrimiento metálico ionizado.

"Empezamos a experimentar con mascarillas recubiertas de bronce, plata y oro", dice Akolgu: "Las enviamos a probar y descubrimos que los metales realmente matan los virus y las bacterias en la superficie".

Ahora la empresa se está haciendo con un nicho de seguidores y vende sus mascarillas de oro a 24,99 euros cada una. El principal grupo destinatario de las brillantes cubiertas faciales son los clientes que tienen que llevar mascarillas con más frecuencia que la mayoría, pero también han despertado el interés de clientes privados que buscan algo especial y están dispuestos a pagar el precio.

"De momento vendemos mucho en Alemania", dice Akolgu, "pero también en el extranjero, en países como Dubai o algo así, porque la mascarilla de oro está muy solicitada allí".

Sin embargo, aunque las cubiertas faciales pueden usarse durante más tiempo que las normales de PFC, añade que la gente no debería intentar lavarlas, ya que podría dañar el revestimiento antibacteriano de la superficie.