Este sitio web utiliza cookies. Aceptándolas podrá mejorar y optimizar la experiencia como usuario. Sepa más.
Máquinas expendedoras de conducción autónoma deambulan por un parque de Wuhan05:34

Máquinas expendedoras de conducción autónoma deambulan por un parque de Wuhan

China, Wuhan
2 January, 2021 a las 09:55 GMT +00:00 · Publicado

Una empresa china está produciendo autobuses, vehículos de limpieza y expendedores de conducción autónoma tal y como muestran las imágenes tomadas el viernes en un parque de Wuha.

Establecida en 2017, WeRide es una empresa de movilidad, especializada en vehículos de autoconducción gracias a los avances tecnológicos que permiten que un vehículo se conduzca por sí mismo.

"Nuestros vehículos servirán como complemento para el transporte público, proporcionando servicio a los ciudadanos", explicó Hao Jingshan, el cofundador de QCraft, una empresa hermana de autoconducción.

Jingshan explicó además que los residentes de Wuhan pueden esperar que este tipo de vehículos "se conviertan en parte de su vida cotidiana en dos o tres años".

La semana pasada, WeRide anunció que había asegurado una inversión estratégica de 200 millones de dólares (164 millones de euros) del Grupo Yutong, uno de los principales fabricantes chinos de vehículos comerciales. Este acuerdo representa la mayor inversión jamás realizada en conducción autónoma en China.

La empresa también está probando actualmente vehículos de conducción autónoma como taxis autónomos en California, donde mantiene un centro de operaciones, así como en Guangzhou, donde se encuentra la sede de la empresa.

Máquinas expendedoras de conducción autónoma deambulan por un parque de Wuhan05:34
¿No tienes cuenta? ¡Inicia sesión!
Lo más popularView all videos
Vídeos más descargados en las últimas 24 horas
Ver más
Descripción

Una empresa china está produciendo autobuses, vehículos de limpieza y expendedores de conducción autónoma tal y como muestran las imágenes tomadas el viernes en un parque de Wuha.

Establecida en 2017, WeRide es una empresa de movilidad, especializada en vehículos de autoconducción gracias a los avances tecnológicos que permiten que un vehículo se conduzca por sí mismo.

"Nuestros vehículos servirán como complemento para el transporte público, proporcionando servicio a los ciudadanos", explicó Hao Jingshan, el cofundador de QCraft, una empresa hermana de autoconducción.

Jingshan explicó además que los residentes de Wuhan pueden esperar que este tipo de vehículos "se conviertan en parte de su vida cotidiana en dos o tres años".

La semana pasada, WeRide anunció que había asegurado una inversión estratégica de 200 millones de dólares (164 millones de euros) del Grupo Yutong, uno de los principales fabricantes chinos de vehículos comerciales. Este acuerdo representa la mayor inversión jamás realizada en conducción autónoma en China.

La empresa también está probando actualmente vehículos de conducción autónoma como taxis autónomos en California, donde mantiene un centro de operaciones, así como en Guangzhou, donde se encuentra la sede de la empresa.