Este sitio web utiliza cookies. Aceptándolas podrá mejorar y optimizar la experiencia como usuario. Sepa más.
Alemania: Berlineses opinan sobre el anuncio del Gobierno alemán sobre el posible envenenamiento de Navalny03:14

Alemania: Berlineses opinan sobre el anuncio del Gobierno alemán sobre el posible envenenamiento de Navalny

Alemania, Berlín
3 September, 2020 a las 14:46 GMT +00:00 · Publicado

Los transeúntes en el centro de Berlín compartieron sus opiniones, el jueves, sobre el anuncio del Gobierno alemán un día antes de que el líder de la oposición rusa Alexei Navalny había sido envenenado con un agente químico nervioso de la familia Novichok.

La canciller alemana Angela Merkel ha dicho que Navalny fue "la víctima de un crimen" y que "hay preguntas muy difíciles que sólo el Gobierno ruso puede y debe responder".

Una transeúnte de la capital alemana pidió a Berlín que adoptara un enfoque diplomático más duro hacia Moscú tras el anuncio. "No sólo sanciones, sino también no negociar, para no complacer siempre, que ha sido siempre la estrategia alemana, ha sido la estrategia hasta ahora, Alemania se ha relajado. Este tema me molesta mucho, ahora es difícil con Rusia. América y ahora Rusia, Europa, me preocupa mucho", declaró Rose-Marie Mueller.

"Uno debería tratar de sentarse con él [Putin], lo cual él no querría hacer [...] pero no creo que Putin... que uno pueda hablar con Putin, él tiene otra mentalidad, no es democrático. Cuando uno no es democrático es difícil negociar", añadió.

Otro transeúnte, Jan Letau, dijo que era necesario realizar más investigaciones para establecer los hechos que se esconden detrás del incidente. "Creo que deberían presionar para aclarar el caso, eso es seguro, pero yo diría que entonces para determinar abiertamente el resultado y no para establecer un culpable de antemano, sino para investigar realmente de manera enfática quién estaba realmente involucrado en este caso", dijo.

El miércoles, la ministra de Defensa alemana Annegret Kramp-Karrenbauer dijo que Navalny fue envenenado con un agente químico nervioso de la familia Novichok, durante una rueda de prensa conjunta con el ministro de Asuntos Exteriores alemán Heiko Maas en Berlín. Citó los resultados de un examen toxicológico realizado por un laboratorio especial del ejército alemán en muestras de Navalny.

El embajador de Rusia en Alemania, Serguéi Nechaev, fue convocado por el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán. Sin embargo, al final de la reunión, el embajador ruso no recibió "ningún hecho, ningún dato, ninguna fórmula, ningún material y ninguna referencia - nada en absoluto", según la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova.

El secretario de prensa del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo el miércoles que Rusia estaba dispuesta a cooperar con Alemania en el caso, mientras que el Fiscal General de Rusia ya ha solicitado información al Ministerio de Justicia alemán.

Navalny llegó a Berlín a bordo de un avión médico el 22 de agosto, después de caer enfermo durante un vuelo de Tomsk a Moscú el 20 de agosto. El avión original se vio obligado a hacer un aterrizaje de emergencia en Omsk, donde Navalny fue llevado al hospital. El hospital donde Navalny fue tratado inicialmente había descartado la posibilidad de envenenamiento.

El líder de la oposición rusa permanece en estado grave en el hospital Charité de Berlín desde el jueves.

Alemania: Berlineses opinan sobre el anuncio del Gobierno alemán sobre el posible envenenamiento de Navalny03:14
¿No tienes cuenta? ¡Inicia sesión!
Lo más popularView all videos
Vídeos más descargados en las últimas 24 horas
Ver más
Descripción

Los transeúntes en el centro de Berlín compartieron sus opiniones, el jueves, sobre el anuncio del Gobierno alemán un día antes de que el líder de la oposición rusa Alexei Navalny había sido envenenado con un agente químico nervioso de la familia Novichok.

La canciller alemana Angela Merkel ha dicho que Navalny fue "la víctima de un crimen" y que "hay preguntas muy difíciles que sólo el Gobierno ruso puede y debe responder".

Una transeúnte de la capital alemana pidió a Berlín que adoptara un enfoque diplomático más duro hacia Moscú tras el anuncio. "No sólo sanciones, sino también no negociar, para no complacer siempre, que ha sido siempre la estrategia alemana, ha sido la estrategia hasta ahora, Alemania se ha relajado. Este tema me molesta mucho, ahora es difícil con Rusia. América y ahora Rusia, Europa, me preocupa mucho", declaró Rose-Marie Mueller.

"Uno debería tratar de sentarse con él [Putin], lo cual él no querría hacer [...] pero no creo que Putin... que uno pueda hablar con Putin, él tiene otra mentalidad, no es democrático. Cuando uno no es democrático es difícil negociar", añadió.

Otro transeúnte, Jan Letau, dijo que era necesario realizar más investigaciones para establecer los hechos que se esconden detrás del incidente. "Creo que deberían presionar para aclarar el caso, eso es seguro, pero yo diría que entonces para determinar abiertamente el resultado y no para establecer un culpable de antemano, sino para investigar realmente de manera enfática quién estaba realmente involucrado en este caso", dijo.

El miércoles, la ministra de Defensa alemana Annegret Kramp-Karrenbauer dijo que Navalny fue envenenado con un agente químico nervioso de la familia Novichok, durante una rueda de prensa conjunta con el ministro de Asuntos Exteriores alemán Heiko Maas en Berlín. Citó los resultados de un examen toxicológico realizado por un laboratorio especial del ejército alemán en muestras de Navalny.

El embajador de Rusia en Alemania, Serguéi Nechaev, fue convocado por el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán. Sin embargo, al final de la reunión, el embajador ruso no recibió "ningún hecho, ningún dato, ninguna fórmula, ningún material y ninguna referencia - nada en absoluto", según la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova.

El secretario de prensa del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo el miércoles que Rusia estaba dispuesta a cooperar con Alemania en el caso, mientras que el Fiscal General de Rusia ya ha solicitado información al Ministerio de Justicia alemán.

Navalny llegó a Berlín a bordo de un avión médico el 22 de agosto, después de caer enfermo durante un vuelo de Tomsk a Moscú el 20 de agosto. El avión original se vio obligado a hacer un aterrizaje de emergencia en Omsk, donde Navalny fue llevado al hospital. El hospital donde Navalny fue tratado inicialmente había descartado la posibilidad de envenenamiento.

El líder de la oposición rusa permanece en estado grave en el hospital Charité de Berlín desde el jueves.