Este sitio web utiliza cookies. Aceptándolas podrá mejorar y optimizar la experiencia como usuario. Sepa más.
EE.UU.: Florida espera la llegada de la segunda tormenta más fuerte jamás ocurrida en el Atlántico03:13

EE.UU.: Florida espera la llegada de la segunda tormenta más fuerte jamás ocurrida en el Atlántico

Estados Unidos, Melbourne Beach
3 September, 2019 a las 03:13 GMT +00:00 · Publicado

Melbourne es una de las ciudades costeras de Florida donde este lunes fue ordenada la evacuación obligatoria ante la "monstruosa tormenta" provocada por el huracán Dorian, que se está acercando a la costa de EE. UU.

El huracán Dorian, que ha sido calificado de "catastrófico" por el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU., tocó tierra la tarde del pasado domingo en el noroeste de las Bahamas, registrándose vientos sostenidos de hasta 297 kilómetros por hora.

Este fenómeno meteorológico ha superado todas las estimaciones anteriores, con los vientos más fuertes jamás registrados en el noroeste de las Bahamas, según la NASA.

Según los informes, Dorian es el segundo huracán más fuerte jamás registrado en el Atlántico.

EE.UU.: Florida espera la llegada de la segunda tormenta más fuerte jamás ocurrida en el Atlántico03:13
¿No tienes cuenta? ¡Inicia sesión!
Lo más popularView all videos
Vídeos más descargados en las últimas 24 horas
Ver más
Descripción

Melbourne es una de las ciudades costeras de Florida donde este lunes fue ordenada la evacuación obligatoria ante la "monstruosa tormenta" provocada por el huracán Dorian, que se está acercando a la costa de EE. UU.

El huracán Dorian, que ha sido calificado de "catastrófico" por el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU., tocó tierra la tarde del pasado domingo en el noroeste de las Bahamas, registrándose vientos sostenidos de hasta 297 kilómetros por hora.

Este fenómeno meteorológico ha superado todas las estimaciones anteriores, con los vientos más fuertes jamás registrados en el noroeste de las Bahamas, según la NASA.

Según los informes, Dorian es el segundo huracán más fuerte jamás registrado en el Atlántico.