Este sitio web utiliza cookies. Aceptándolas podrá mejorar y optimizar la experiencia como usuario. Sepa más.
Siria: Corredor para civiles protegido por el ejército garantiza un paso seguro para salir de Idlib02:24

Siria: Corredor para civiles protegido por el ejército garantiza un paso seguro para salir de Idlib

República árabe de Siria, Soran
22 August, 2019 a las 15:02 GMT +00:00 · Publicado

El Gobierno sirio ha anunciado el jueves la apertura de un "corredor humanitario" en la ciudad de Soran, en la zona rural al norte de la provincia de Hama, que se encuentra en el extremo sur de Idlib, la ciudad controlada por los militantes, para asegurar la salida de civiles que deseen abandonar la región.

Las imágenes muestran a los oficiales del gobierno, autobuses y el Ejército Árabe Sirio (SAA, por sus siglas en inglés) en el corredor trabajando para garantizar el paso seguro a los refugiados.

El SAA reanudó las operaciones militares en las provincias de Hama e Idlib a principios de este mes, acusando a los militantes de incumplir las condiciones del alto el fuego declarado el 1 de agosto.

Según las Naciones Unidas, la violencia en la región ha desplazado a al menos 440.000 personas.

Siria: Corredor para civiles protegido por el ejército garantiza un paso seguro para salir de Idlib02:24
¿No tienes cuenta? ¡Inicia sesión!
Lo más popularView all videos
Vídeos más descargados en las últimas 24 horas
Ver más
Descripción

El Gobierno sirio ha anunciado el jueves la apertura de un "corredor humanitario" en la ciudad de Soran, en la zona rural al norte de la provincia de Hama, que se encuentra en el extremo sur de Idlib, la ciudad controlada por los militantes, para asegurar la salida de civiles que deseen abandonar la región.

Las imágenes muestran a los oficiales del gobierno, autobuses y el Ejército Árabe Sirio (SAA, por sus siglas en inglés) en el corredor trabajando para garantizar el paso seguro a los refugiados.

El SAA reanudó las operaciones militares en las provincias de Hama e Idlib a principios de este mes, acusando a los militantes de incumplir las condiciones del alto el fuego declarado el 1 de agosto.

Según las Naciones Unidas, la violencia en la región ha desplazado a al menos 440.000 personas.